martes, 3 de septiembre de 2013

¿Cómo prevenir la demencia senil en la “tercera edad”?

Demencia senil, una enfermedad que se puede prevenir

La Revista Semana del 22 de julio ofrece un artículo que me pareció interesante comentar, ya que pienso es un tema que existe en el tintero, y que a su vez pasa desapercibido para muchos, por pensar que esto jamás les pasará o que simplemente es un tema harto para leer.

Pueden suceder las dos situaciones, pero como nadie tiene la vida comprada aquí les dejo algo en que pensar ya que todos estamos haciendo fila hacia la tercera edad, algunos están más lejos otros más cerca, pero que llegan, llegan.

He tenido oportunidad de leer sobre la demencia senil con anterioridad, y este artículo de Semana ha sido un excelente complemento de ideas. Dentro del grupo de las enfermedades degenerativas se encuentra la demencia senil. Una enfermedad donde se van deteriorando las neuronas anulando a las personas desde el punto cognitivo y de actividad física por no decir nada más.

De acuerdo con el artículo se han realizado diferentes estudios para comparar como eran las personas de la tercera edad nacidas entre los años 1905, 1915 y 1998 y para sorpresa de muchos las personas del grupo de 1915 con edad promedio de 90 años presentaron un mayor desempeño cognitivo, físico y de atención. Esto les permitió concluir que la demencia se estaba haciendo menos presente que años atrás.

Pensar en la prevención de la "demencia senil" en la juventud 
¿A qué le atribuyeron estas mejoras? Hay diferentes factores que son los que deberíamos tener en cuenta en la actualidad, con el fin de “prevenir” que nos alcance esta penosa enfermedad. Tiene que ver mucho el grado de educación, la alimentación, la actividad física. Llevar un mayor control a factores de alto riesgo como son colesterol, presión arterial alta; y algo en lo que caen muchos “la vida sedentaria”, factores que vienen a afectar lo que califican ellos como la “vascularización del cerebro” (aporte sanguíneo al cerebro).

Teniendo control sobre todos estos factores importantes es como se puede llegar a una edad avanzada sin daño mental según el artículo. Está parte me parece de vital importancia ya que si algunos nos inquietaba como poder prevenir que con el paso del tiempo nos volvamos candidatos ideales para contraer la “demencia senil”, ya está en manos de cada uno cómo poder evitarlo.

La educación y comunicación que se daba para los nacidos en 1905 no era similar a los años 1915 y 1998. Esto lo que quiere significar que las personas con el paso del tiempo han manifestado mayor interés por aprender a cuidar de su salud, además los medios que permiten tener acceso a toda esta información son mayores y de la misma forma, se aprende sobre la manera más adecuada de alimentarse. Los alimentos hacen más daño y cuales son más benéficos para la salud, más la actividad física que viene a contrarrestar el sedentarismo que puede llegar a matar a cualquiera.

Sin embargo, el artículo deja ver que faltan muchos más estudios por realizar con relación a tan terrible enfermedad, pero este ha sido un gran avance para cuidar la salud de las personas de la tercera edad.

No podemos llegar a pensar que solo a partir de la tercera edad (65 años en adelante) es cuando se deben tener estos cuidados. Por supuesto que no. Esta prevención se debe tener en cuenta desde la juventud. La “demencia senil” comienza a hacerse presente a partir de los 65 años y de allí en adelante en cualquier edad puede aparecer.

En la demencia senil los recuerdos desaparecen
Como tarea nos queda si queremos hacerla, pues nunca es tarde para comenzar es cuidar la alimentación. Consumir fruta en estado natural (tres porciones en el día), alimentos portadores de fibra, poca grasa trans, proteínas representadas en carnes, pescados o pollos. Apartar en lo posible de la dieta diaria los fritos, los dulces y carbohidratos que sean preferiblemente de granos integrales; de no ser posible consumirlos en menor cantidad y la actividad física que no puede faltar. Simplemente dediquémonos a caminar, media hora, una hora, pero hagámoslo por nuestro bien. Pues no olvidemos que todos somos propensos a padecer de “demencia senil”.

Lo que llamó más mi atención del artículo es que anterior a los estudios, los científicos consideraban que la expectativa de vida sería menor con el paso del tiempo, para las personas de la tercera edad. Hoy de acuerdo con datos médicos publicados en la revista The Lancet la comunidad médica mundial tiene más optimismo y está desmitificando la idea de que los niveles de demencia serían más altos en los próximos años.

Interesante esta información, lastimosamente los estudios aplican únicamente para la región del Sur de Dinamarca en Odense y Gran Bretaña la región de Gales e Inglaterra donde fueron realizados. Falta por ver si es posible aplicarlos para los demás países del mundo. Es un excelente avance y están sembrando una inquietud valiosa en la comunidad médica para quizás iniciar estudios similares en otros países y cruzar información para así poder sacar datos más definitivos y concluyentes.




Los estudios fueron realizados por el Centro de Investigaciones de Envejecimiento de la Universidad del Sur de Dinamarca en Odense, bajo la dirección de Kaare Christensen. Los estudios de Gran Bretaña por el Cambridge Institute of Public Health bajo la dirección de Carol Brayne.

Inscríbete al "blog" en "follow by email" dejando tu correo y serás el primero en recibir actualizaciones. 

Hashtag Punto Dos Puntos y Coma #PDYC