miércoles, 5 de junio de 2013

Energía eólica ¿en mar y tierra?


Parque eólico Dinamarca, el más grande hasta el momento

Hay obras de ingeniería que verdaderamente me sorprenden una de ellas tiene mucho que ver con la forma como se aprovecha la potencia de los vientos para la producción de energía eólica y esta a su vez transformada en energía eléctrica empleando aerogeneradores.

La energía eólica no es un tema de “hoy”. Se conoce desde hace mucho tiempo solo que hasta el S. XX es cuando comienza a tomar mayor crecimiento debido al interés que se ha tenido por la implementación de energías limpias, también conocidas como renovables. Este tipo de energías tienen la ventaja de frenar el efecto invernadero, contribuyendo de esta manera a una economía baja en la emisión de CO2.

La energía eólica hoy se está implementando a través de los bien conocidos parques eólicos algunos por la gran potencia energética que producen y la cantidad de molinos instalados, se encuentran dentro del grupo de las mega-construcciones de ingeniería del S. XXI.

Europa es la región del planeta que mayor cantidad de parques eólicos, los hay en Inglaterra, Alemania, Escocia, España, Portugal. También en otros países de América como Argentina, Chile, México, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos y Colombia que también han incursionado con estas obras magistrales de la ingeniería.

En proceso montaje de Turbina 

Hay dos tipos parques, están aquellos que se instalan en tierra, son los más comunes y aquellos que son instalados dentro del mar, conocidos de ultramar o mar offshore o mar abierto, estos se caracterizan por generar más energía que los instalados en tierra. Personalmente me parecen más sorprendentes los parques que se encuentran en Alta Mar. Pues no alcanzo a imaginarme la dura tarea que representa realizar la instalación de cada una de estas torres en el fondo del mar, luchando contra los fuertes vientos y marea.

Países que han incursionado en la implementación de energía renovable a través de parques eólicos Offshore han sido Dinamarca, Alemania, Nogersund en el mar Báltico, Suecia, China. Mirando hacia un futuro a largo plazo, para el año 2020 se espera tener terminado el Parque Eólico más grande y ambicioso del mundo, estará ubicado en Fukushima, Japón. Su obra estará comenzando para julio del 2013, y constará de 143 turbinas instaladas sobre plataformas de acero flotantes de acuerdo con el canal de RT.

Debido a la fuerte actividad sísmica a la cual está regularmente sometido Japón y demás países vecinos por encontrarse sobre el cinturón de fuego del pacífico, los ingenieros creadores de este ambicioso proyecto afirmaron que el parque estará en capacidad para soportar maremotos, tsunamis o tifones ¡Sorprendente! es como si estuvieran desafiando a la naturaleza. Resistente a todo.


Dentro de los países productores de energía eólica “Offshore” el primer lugar se lo está llevando Dinamarca, con el parque eólico de Horns Rev. El cual cuenta con 91 torres de 110 metros de altura, con una distancia entre una y otra de 560 metros. Localizados a una profundidad que va entre los 9 a 17 metros, alcanzando a cubrir un área de aproximadamente 20 kilómetros cuadrados. Tiene capacidad para generar 209 megavatios de energía, lo suficiente para producir 600.000.000 kilovatios-hora, equivalente a lo que consumen 200.000 hogares en un año. ¡Es definitivamente sorprendente!

Para tener presente y no olvidar

El principio de los molinos de viento viene de la antigüedad, fue prácticamente el punto de partida para la creación de las torres con turbinas para la producción de energía eólica.

Los primeros molinos de viento fueron construidos en Afganistán en el S. VII. En Europa aparecen inicialmente en Francia e Inglaterra hacia el S. XII y de allí se comienza a distribuir por los demás países de la región. Las hojas de las hélices en las turbinas eran rectangulares, hoy con nuevas tecnologías las hojas empleadas son tipo ala de hélice de avión, terminando en forma de punta con una dimensión de 30 metros de largo.

Montaje de una torre para un parque eólico

Sin embargo, se habla se comenta y está probado que las energías renovables resultan más favorables para el medio ambiente, pero a pesar de ello no todo es bueno, ya que si en tierra se quejaban por el ruido que desprenden las hélices al estar trabajando. En el mar la inquietud que existe es el hecho del daño que se está haciendo al medio ambiente marino, por el ruido que desprenden las turbinas al estar en movimiento. Resulta positivo por un lado y negativo por otro; definitivamente no hay nada completo.