domingo, 5 de mayo de 2013

¡Estoy cansada!



Blanco & negro. Mirando la Tormenta.  Foto: Sergio Tuleda 

Soy consumidora de noticias es algo que no puedo evitar, para los que me conocen saben que así es. Estar informada se ha convertido en una necesidad y también en un pasatiempo. Pero hay pasatiempos que para nada dan gusto disfrutarlos; como es el hecho del cruce con tanta noticia negativa, donde el común denominador en todas es el deseo de matarse.

Los gobernantes dejan ver una filosofía diferente. Es absurdo pensar que se puede creer en las mejores intenciones, pues la verdad es que no se ven ni se respiran. Las naciones están armándose siempre y preparándose para sostener enfrentamientos en cualquier momento, como una última opción para imponer sus criterios, ideas y mostrar poderío ante el mundo.

Las que se consideran como “grandes potencias” están haciéndose a armas nucleares con el único fin de acabar con la raza humana y con ella se va también la fauna y la flora del planeta.

Otros, no gobernantes considerados “científicos” se están quemando las pestañas por hallar soluciones para enfermedades incurables qué paradójico o no, otros buscan la destrucción.  Están aquellos que les interesa descubrir “virus mortíferos” ¿con qué fin? nada más que tenerlos como otro tipo de “arma” mucho más mortífera y peligrosa quizás que las armas nucleares.

Los criminales en que están pensando! en matar, aniquilar, destruir. Y los que no se encuentran en ese rango porque quizás no les interesa por el momento, proceden de la manera más mentirosa y engañosa posible ante un pueblo con el único objetivo de tener el poder. Así se lo hayan ganado “dedocrática” porque el término “democracia no la conocen” y la única forma que tienen para crear cortinas de humo, es imponiéndose y quitando los derechos a todos aquellos que no son fieles borregos o seguidores de la mentira y del engaño que profesan.

Simplemente por no ser seguidores de su partido político, y eso los convierte en dueños de todo hasta tal punto de quitarle a quienes quieran el medio de sustento, un derecho al que tiene acceso todo ser humano como es el trabajo. O señalar a cualquier persona que no les agrade como responsables de crímenes. Es en realidad inaudito que un “disque gobernante” se preste para actos tan bajos poco digno de un presidente. Del manejo de situaciones con altura y diplomacia no tiene el menor conocimiento.

Qué diferente sería todo, si con el mismo deseo que tienen de armarse, matar, dominar y destruir lo hicieran para mejorar el planeta, las condiciones de vida de tanta gente necesitada se transformarían y por ende, nuestra forma de pensar y de ver las cosas.

“Oscar Wilde” dijo en alguna oportunidad, lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo. Creo que no se equivocó con esta afirmación.