lunes, 11 de marzo de 2013

¿Existe aún la esclavitud en pleno S. XXI?


¿Existe aún la esclavitud en  pleno S. XXI?
Vi la película Django sin Cadenas, escrita y dirigida por Quentin Tarantino. La vi con un poco de recelo, aun sabiendo de las cinco las nominaciones al Oscar que tenía, y de las cuales recibió dos premios Oscar, uno por “mejor actor de reparto” y el otro por “mejor guión original”

Resalto que la película es muy buena. Es de acción constante, tiene uno que otro toque humor, pero creo que no todos los pueden percibir. Me atrevería a decir que ello depende del estado de ánimo y la actitud que se pueda tener para el momento de la película.

El motivo de mi recelo para no verla, tiene que ver con la época en la cual está realizada la película. Casi finalizando el S. XIX año 1861, plena época de la esclavitud, dos años antes de la guerra civil de los Estados Unidos. Lo que no deseaba ver era escenas dolorosas de la crueldad de aquella época, también de la exagerada opulencia que se vivía en la clase alta. Cuando presentaban estás escenas me llevaba a preguntarme ¿por qué las personas de aquel entonces procedían de esa forma?

Sin embargo, en la actualidad la esclavitud aún se vive y se siente de diferente manera en distintas áreas del planeta. Hace pocas semanas precisamente en CNNE, presentaron una noticia donde se hablaba de la “aún existencia de la esclavitud en pleno S. XXI” y quede sorprendida. Igual sucede con la presencia de células del Cucus Clan. El racismo. En ese sentido pienso que los Estados Unidos no han evolucionado, pues no ha logrado romper con esa cruel marca que los ha acompañado durante cientos de años.

El papel desempeñado por el actor principal Jaime Fox representando a Django, es muy bueno. Qué no se puede esperar de un actor que ya ha sido ganador de Oscar como “mejor actor” en la película Ray y nominado por “mejor actor de reparto” en Collateral.

La esencia de la película está basada en el objetivo que él ha tenido desde un comienzo en buscar a su esposa Hilda también esclava para reencontrarse con ella; papel representado por Kerry Washington. Este es un ejemplo de lo que es en realidad una verdadera relación de pareja y que a pesar de las dificultades de la vida, el destino permite que se vuelvan a encontrar, pase lo que pase, llueva truene o relampaguee.

Es interesante como entra a tomar un papel importante el drama y el teatro que es necesario recrear, para así llegar hasta la casa donde está trabajando Hilda como esclava, en el estado de Misisipi. Uno de los estados más arraigados al racismo y al Cucus Clan en aquellos tiempos de la esclavitud. 

Logra recuperarla gracias a la ayuda que le brinda Christoph Waltz, representando el papel de Dr. King Chultz nominado y ganador del premio Oscar cómo “mejor actor de reparto”. Ya en la película “Bastardos sin Gloria” había sido nominado y a la vez ganador del premio Oscar. 

Recomiendo está película, está excelente. Una buena forma para relajarnos y desconectarnos por 165 minutos de la rutina del día a día. 

¿Ya vieron la película?