sábado, 16 de marzo de 2013

Violín del Titanic: pieza antigua valorada en algo más de 100.000 euros


Maleta con violín de Wallace Hartley, el violinista del Titanic

Causa nostalgia traer a colación un recuerdo del Titanic. Hablo de uno de los instrumentos musicales que se estuvo interpretando durante el viaje, entregando momentos de placer a todos los que allí viajaban, y decidió acompañarles hasta el final. Cuando hablo de final hago referencia hasta que el barco se hundió.

Ver su imagen provoca dolorosa nostalgia, pues el simple hecho de recrear en la mente ese momento de angustia y dolor para tripulación y pasajeros es terrible por un lado. Por otro, la entrega del grupo musical al decidir continuar interpretando sus lindas melodias hasta el final. Siento que se me arruga el corazón de alguna forma. El grupo estaba conformado por 8 integrantes y el violín pertenecía nada más que al director de la  orquesta ¡Qué valentía decidir morir de esta forma!

Es curioso donde se encontraba el violín cuando fue encontrado, estaba en el desván de una casa en Inglaterra. En estos momentos se me ocurre pensar que podría haberse encontrado en mejores circunstancias, quizás decorando la casa de algunos de los familiares en memoria al terrible suceso de hace 101 años.

Para hacerle los correspondientes honores a tan preciado instrumento, tuvo que pasar por manos de científicos durante 7 años verificando que el nivel de deterioro que presentaba la madera si correspondía a la madera que estuvo en contacto con agua de mar durante diez días, luego de ser encontrado al interior de una maleta amarrado al cuerpo de su propietario; el director de la orquesta Wallace Hartley ¿Quién amarro el cuerpo de Wallave a la maleta?

Hoy que ya está confirmada la autenticidad de la procedencia del violín y luego de transcurridos 101 años, ha adquirido un valor aproximado de 100.000 euros o quizás más, y será dejado en exhibición después de Semana Santa en la ciudad Belfast, lugar donde estaba el astillero donde fue construido.