martes, 2 de abril de 2013

El desperdicio de comida y la hambruna que atraviesa el mundo


Anualmente se están perdiendo 1300 millones de toneladas de comida 

Todos de alguna forma o de otra hemos escuchado en alguna oportunidad sobre las toneladas de comida que se pierden, desperdician y tiran en el mundo. Es irónico pensarlo, pues cuanta gente en el mundo se muere de hambre. Cuantas toneladas de comida se pierden. La hambruna es enorme. Este desperdicio se da desde el consumo doméstico a nivel industrial y de gobiernos.

Veamos que pasa a nivel doméstico. Las personas llenan neveras de comida y hasta olvidan que productos tienen allí y los dejan perder, ante todo aquellos productos que son no perecederos pues se deterioran mucho más rápido. Los no perecederos dan pie para que su tiempo de vida sea mayor y algunas veces se logre consumir, sin embargo, muchas veces terminan en el caneco de la basura.

Escuche un programa donde entrevistaban a un ama de casa donde ella misma afirmaba qué olvidaba lo que compraba y tenía que botar mucho alimento. Casos como estos deben ser frecuentes. Otro ejemplo se ve cuando entra mercancía importada y son alimentos por un dato específico que no llegue detallado en los documentos de importación relacionada con fechas de vencimiento por ejemplo. Los productos son detenidos y no ingresan al país, allí quedan hasta que se pierden.

Hace dos años aproximadamente, el país sufrió un invierno muy fuerte, donde el nivel de inundaciones fue extremo. Las pérdidas de comida y familias afectadas por este hecho fueron enormes. De tal forma, que se realizaron campañas para contribuir entre todos y aportar entre muchas cosas alimentos para todos los afectados.

Cuando estas ayudas eran enviadas a los diferentes sectores del país, era desde las alcaldías de la región desde donde se controlaba la recepción de estas, y fueran distribuidas adecuadamente a cada uno de los damnificados. Cartagena, departamento de Bolívar fue uno de estos lugares muy afectados, donde por pura negligencia, los alimentos fueron almacenados en una bodega nunca fueron entregados y por ende se perdieron toneladas de alimentos. El motivo se debió por la falta de autorizaciones a nivel gubernamental para ser entregadas. Esto fue sorprendente para muchos!!! Y la gente sin tener con qué comer.

Esta historia debe ser repetitiva en diferentes lugares del mundo con más o menos detalles, pero esta es la esencia. En el planeta entero se están perdiendo toneladas escandalosas de comida, que de acuerdo con un documento de la FAO conocido como “Perdidas y Desperdicios de Alimentos del Mundo” presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura Rome 2012; las perdidas alcanzan a 1300 millones de toneladas anuales. Con mil trescientos millones de toneladas ¿cuánta gente que sufre por hambre en el planeta quedaría alimentada, y hasta se terminaría con este terrible problema? No es irónico!

Por otro lado tuve la oportunidad de ver un documental donde mencionaban a países como España y E. E.U. U entre muchos otros, como los países donde el desperdicio de comida es alarmante. Es triste que aún no se tome la suficiente conciencia sobre lo que significa perder los alimentos y no pensar que lo que se deja perder hoy quizás el día de mañana lo estaría anhelando.

Se pierde comida por un lado, y por otro se trabaja en cómo lograr resolver los altos índices de hambre por las cuales atraviesa el planeta. La población infantil, madres en gestación y personas de la tercera edad son los más vulnerables. Sin embargo, a pesar de todo aún se continúa trabajando en la forma de resolver no solo el tema del hambre sino de paso una enfermedad que está atacando a cientos de personas como es la obesidad.

Para solucionar la obesidad se requiere perder peso y para ello está una bebida aun en etapa de pruebas desarrollada por Rob Rinehart (emprendedor) conocida como Soylent. Con él pretende atacar la hambruna y la obesidad perdiendo peso. La bebida se encuentra en etapa de pruebas y se espera que con el tiempo se logre la aprobación de médicos y especialistas de nutrición para finalmente poder lanzarla al mercado. Hay que verificar con certeza que la bebida si cumple con las expectativas que ofrece y lo más importante que no afecte a la salud.

Según Rob Rinehart la bebida puede sustituir el 100 % de los alimentos durante un mes y una dieta de 2900 calorías diarias. Yo me pregunto, si de alguna forma y a largo plazo se va a “atrofiar” el organismo consumiendo solo una bebida como único alimento. Qué va a pasar con el resto de funciones que debe cumplir a diario el cuerpo. Como es las funciones del intestino. Es claro que si no recibe alimentos sólidos el estómago nada llega al intestino y por ende el intestino no se mueve. ¿Pero no se atrofiará a largo plazo por obstaculizar este tipo de funciones?